Drop-Shipping

 

El envío a terceros, también conocido como Drop Shipping, es un método de triangulación de envío de mercancías en el que el fabricante no mantiene mercancías en inventario, sino que transfiere los pedidos de los clientes y las materias primas directamente de los fabricantes en el extranjero a los clientes / proveedores de otros países.

Podemos nombrar a Apple cuyas oficinas están en Estados Unidos, sus fábricas están en China y sus clientes están dispersos por todo el mundo. Cuando Apple envía sus dispositivos a Europa, por ejemplo, no los envía desde China a los Estados Unidos y luego a Europa (esto es un desperdicio económico de envíos innecesarios) sino que los envía directamente desde su proveedor en China a la Unión Europea.

Este método de envío suele ser más costoso que la importación o la exportación porque la mayoría de los clientes no tienen suficiente poder adquisitivo o influencia en los países de origen. En general, sigue siendo más eficiente hacer un drop-ship que enviar al país del cliente y desde allí otro envío al país de destino final.

Los servicios logísticos de PDC también incluyen el manejo de calidad de los envíos a terceros, que como se explicó anteriormente, son envíos entre diferentes países que no pasan por el país del cliente físicamente.

Los envíos se manejan desde la fase de ejecución del pedido (a veces antes) hasta la entrega final en el destino con la presentación de un comprobante de entrega firmado que confirma que el cliente ha recibido la carga en su totalidad. 

El Drop-shipping suele implicar una operación más complicada que la importación y exportación. Existen todos los elementos estándar de un envío “regular” pero las restricciones legales son aún más complejas ya que se trata de leyes y reglamentos de importación/exportación diferentes para países distintos que no son el país de origen del cliente.

 

PDC – TU PUERTO DE ORIGEN



¿Qué nos hace únicos?

Solicitar una cotización

---------------------------------------------------------
Accesibilidad